Rodrigo Fica: Fotos de Campo de Hielo Sur
Campo de Hielo Sur
Campo de Hielo Sur
Fotos de Transpatagónica
Otra de las fotografías no incluídas: nosotros avanzando por alguna parte del Sursur

"Bajo la Marca de la Ira" no es un libro de fotografías. Dicho eso, igual contiene 35 fotos a color (además de otras 7 localizadas en portada, contrapartada y solapas). La mayoría de ellas de mi pertenencia; otras, notables imágenes facilitadas por mis compañeros de expedición.

En un curioso ejercicio de crítica, en esta página ustedes podrán ver algunas de las que no fueron incluídas. Las típicas perdedoras que, de no haberlas colocado aquí, hubieran pasado a la basura.

Las razones por las cuales fueron descartadas son múltiples: algunas estaban un poco desenfocadas, otras tenían problemas de composición. También incidió, obvio, el "gusto" de los que participaron en el proceso de diseño, sobre el cual, ustedes saben, no hay nada escrito.

Fotografías mostradas en orden cronólogico. A menos que se indique lo contrario, son de propiedad de Rodrigo Fica.
Foto Leyenda

Poeta tras un mes de expedición Poeta en la cueva de hielo

Algunas fotografías de Poeta (aka Mauricio Rojas).

La primera fue tomada tras un mes de expedición; lamentablemente está un poco descentrada y, también, hay mucha sombra en su rostro. La segunda corresponde al momento en que ingresa a la cueva de hielo, a principios de enero, tras haberse caído (¿recuerdan la historia?); casi fue seleccionada, pero se optó por la versión en que aparece con la cara seria.


Estoico al comenzar la expedición. Si hubiera sabido lo que le esperaba...  Estoico en un atardecer cerca del O'Higgins

Lo mismo para Estoico (aka José Pedro Montt), el entonces benjamín de aquel grupo.

La fotografía de la izquierda fue tomada en el campamento de la laguna Hueso y ya había sido publicada por la revista Desnivel (por ende, sólo sería utilizada si no me quedaba otra mejor). La de la derecha corresponde al atardecer en el cordón O'Higgins); toma muy frontal, sin nada de volumen, thus, chaolín chan también.


Navegante en la Alacalufe, el día que nos embarcamos  Navegante el último día de la expedición, en bahía Bellavista

Nuestro jefe de expedición: Navegante (aka Pablo Besser). Claro que ahora no está tan delgado...

Las fotos corresponden a los días 0 y 98 de expedición, es decir, el "antes" y "después". La primera (tomada a bordo de la Alacalufe) está desenfocada, y la segunda lamentablemente ya no existe. Perdida debido al inexcusable descuido de un individuo de cuyo nombre prefiero ahora olvidarme (pero sus iniciales eran LG).


Poeta reportándose con la Armada

Como debíamos comunicarnos al menos una vez cada 10 días, tuvimo que arrastrar con nosotros la radio HF, su pesada caja de protección, 30 metros de antena dipolo, 4 paneles solares y un sistema de energía (el cual por sí solo pesaba 7 kilos).

Poeta estuvo a cargo de este tema. El se encargó de transportar los aparatos, realizarle su mantención y hacer los llamados respectivos (para decir que todo estaba "bien").


Avanzando por el glaciar Jorge Montt

Primera quincena de noviembre de 1998 y ya estamos abocados a avanzar por la cuenca del Jorge Montt. Navegante va adelante, encordado con Poeta. Se ven algunas grietas tapadas y, más atrás, la cuenca central del susodicho glaciar.

Esta fotografía no fue incluída en la versión final porque no era colorida, las figuras humanas estaban un tanto obscuras y el glaciar no se veía realmente como era.


Construyendo el muro del campamento en la Meseta de Todas las Madres

Típico muro que teníamos que construir todos los días para proteger a la Nautilus y la Fortaleza. Usábamos 2 palas y una sierra, tardándonos normalmente una hora, aunque en ocasiones fueron hasta 3. No reconozco bien las figuras, pero me parece que el de más a la izquierda es Navegante.

La toma fue descartada porque todas las personas parece estar mirando hacia la izquierda, como si estuviera pasando algo.


Poeta avanzando en medio del white-out

Poeta avanzando por la Meseta de Todas las Madres, una perfecta toma para ilustrar cómo funcionaba nuestro sistema de avance: esquís, arnés de arrastre, armazón rígido y trineo. Solíamos caminar 55 minutos sin parar y luego un descanso. En el día alcanzábamos a hacer entre 6 y 8 de estos ciclos.

La fotografía no era mala, pero, para mostrar los detalles del equipo, preferí usar un dibujo (que se localiza en los anexos del libro).


La Nautilus en la Meseta de la Paciencia, borde norte de la Falla de Reichert

13 de diciembre. La Nautilus en la Meseta de la Paciencia, borde norte de la Falla de Reichert, el día en que Estoico y yo tuvimos que construir un nuevo muro y cambiarnos de lugar.

La imagen se desechó porque en ella realmente no se aprecia bien como el muro y la carpa estaban empezando a colapsar por el peso de la nieve. Es decir, parece que fuese un lindo y tranquilo día... lo opuesto a lo que estábamos viviendo.


Nosotros comiendo en el depósito del seno Andrew

A la izquierda está Poeta, como sujetando la roca. Tapado por él está Navegante y, a su derecha, Estoico filosofando acerca de la importancia de las galletas con atún.

Esta es la única fotografía que nos muestra comiendo en el depósito del seno Andrew. Si de mi hubiera dependido, yo la hubiera incorporado al libro, pero al "comité" asesor (gente de la Editorial y amigos varios) no les gustó. Vox populi, vox dei; ergo out.


Navegante y Poeta descansando en el nunatak del col Besser

El 25 de diciembre llegamos al col Besser y nos tiramos arriba de un nunatak (el equivalente a un atolón encontrado en medio del Pacífico). Se muestra nuestro interés por mantener todo en orden. Mientras Poeta hace nada, Navegante se arregla los calcetines, en un inútil empeño por quitarles el mal olor.

No se incluyó en la versión final porque se prefirió una parecida: la que muestra a Poeta durmiendo relajadamente en este mismo sitio.


Estoico en la cumbre del Bastión Este

Estoico en la cumbre del Bastión Este, cuando parecía que iba a ser un lindo día. En la lejanía, el Paredón, la Torre Negra, el Gran Fantasma y parte del Sursur. Hermosas montañas, pretendidas planicies. La cueva de nieve la instalaríamos 50 metros abajo del corte que se intuye a la derecha.

Esta foto tenía dos problemas: había sido publicada en una ocasión y tenía una mancha super difícil de limpiar. Así, imposible. Out también.


Estoico y Poeta descansando en la Pared Sur del Bastión Este

Poeta y Estoico descansando en el gran rellano ubicado en la mitad de la Pared Sur del Bastión Este. Todavía nos queda un sobrevertical rapel de 150 metros para salir. No tengo idea cuáles son las montañas que se ven atrás, pero debieran ser vecinas al seno Andrew.

Estupenda fotografía de Pablo Besser. Creo que no fue considerada porque había otra mejor, la que muestra a Estoico jumareando por una cuerda.


Saliendo de la cuenca superior del glaciar Dickson

Trasladándonos dese la cuenca superior del glaciar Dickson hacia el glaciar Grey, en medio de una tormenta en ciernes.

La fotografía era impecable, pero quizás las figuras humanas eran muy pequeñas como para que se apreciara bien el esfuerzo que estaban haciendo para poder avanzar. También incidió que la copia sobre la cual se hizo la decisión estaba mal digitalizada y aún peor limpiada.


En un descanso en el glaciar Grey

El mismo día, varios kilómetros después.

Poeta es el que está más atrás, luego viene Estoico y al frente está un Navegante tan encorvado que a veces casi pasa desapercibido. Todos descansando con la espalda hacia el viento. Fíjense que los esquíes están guardados (porque había hecho tanto frío en la noche anterior, que éstos no se agarraban aún teniendo pieles de foca. Ese día hubo que caminar, literalmente hablando).


Saliendo del Campo de Hielo Sur por el glaciar Balmaceda

Para terminar, la foto de enero 29, cuándo cruzamos a lo ancho el glaciar Balmaceda para tratar de salir a las orillas del lago del mismo nombre. Poeta es el que va abriendo la huella y Estoico es la figura predominante (Navegante se ve apenas, a la derecha).

La fotografía aportaba en cuanto a que mostraba cómo era la salida del Campo de Hielo Sur, pero, en realidad, es una foto que nunca me gustó. Fome, sin sentido, pronto quedó relegada.